Ataque incendiario en México D.F.

fuente: Archivo Paulino Scarfò

La noche ayer 23 de marzo, colocamos un dispositivo en una camioneta de lujo en la colonia Polanco en México d.f. El dispositivo funciono a la perfección.

Este nuevo a ataque es el segundo en este lujoso barrio lleno de bares para ricos y guaruras déspotas, autos lujosos y un ambiente deprimente, después de que en septiembre pasado un grupo de liberación animal coloco y detono una bomba en la cadena de tiendas Max Mara.

Como vemos los ricos no tendrán paz ni en sus propios barrios, ya que habemos personas dispuestas a llevar la guerra hasta sus territorios. Burlando de nueva cuenta el control policial atacamos sus propiedades. Aterrorizando sus  noches de tranquilidad o fiesta. ¿Quieren seguir manteniendo su estatus social, explotando, reprimiendo, viviendo a su antojo mientras millones de personas están en condiciones de pobreza, quieren guerra? Nosotrxs les vamos a dar su pinché guerra!

El quemar un auto es un reflejo de nuestra ira y odio contra quienes destruyen el planeta, la contaminación que genera la producción de automóviles y el enajenamiento, el capital que gira entorno a su fabricación, compra y venta, la imposición de la inmovilidad por medios propios (a pie o en bicicleta). El automóvil impone también la innecesidad de consumismo: cuanto tienes es lo que vales en esta sociedad mercantilizada. La naturaleza ha sido y continúa siendo la mas perjudicada por la producción de automóviles y por su uso.

Los ataques continúan, por la propagación del sabotaje y de la acción ofensiva, nuestra insurrección ha comenzado, el fuego liberador amenaza sus estructuras, lavenganza será terrible!!!

Una parte de esta sociedad tiene absoluto interés en que el orden siga reinando; la otra, en que todo se derrumbe lo más rápido posible. Decidir de qué parte estar es el primer paso. Pero por todos lados están los resignados, verdadera base del acuerdo entre las partes, los mejoradorxs de lo existente y sus falsos críticos. En todos lados, también en nuestra vida, que es el auténtico lugar de la guerra social, en nuestros deseos, en nuestra determinación así como en nuestros pequeñas, cotidianas sumisiones.

Contra todo esto hay que acudir a las armas cortas , para sostener finalmente un duelo a muerte con la vida.

(ai ferri corti , libelo anonimo)

Contra el estado y el capital… Guerra social en todos los frentes

Brigada de acción incendiaria – Compañero Mauricio Morales

This entry was posted in azioni dirette and tagged . Bookmark the permalink.