Carta de Athina Tsakalos

* liberaciontotal

El abogado Ragousis entregó a lxs jueces la carta de Athina Tsakalos, madre de los hermanos Gerasimos y Christos. Ella misma estaba presente en la sala judicial pero se nego a declarar. Presentemos su carta completa al final de este resumen (el origen de las citas hemos añadido nosotrxs, lxs traductorxs) . La carta no fue leída en los juzgados, el presidente del tribunal simplemente anunció que “va a ser añadida a las actas”.

“AL TRIBUNAL

“Cada acto de rebelión expresa una nostalgia por la inocencia y un llamamiento a la esencia del ser”.(Albert Camus)

Me estoy preguntando,¿ Porqué se está citando al juicio a los padres de los anarquistas-revolucionarios de la Conspiración de Células del Fuego? ¿ Porqué me están citando a mí? ¿ Lo hacen para preguntarme si sé algo sobre esta organización? ¿Para hacerme preguntas sobre la vida personal de mis hijos, esbozar su “perfil psicológico” o hacerse opinión sobre su “ámbito familiar”? ¿O para preguntarme si estoy de acuerdo con los acciones de mis hijos y en general, de la organización? ¿Para tenerme de pie frente a esa tribuna, sobre la cual han apoyado este pequeño libro, para obligarme a jurar a aquel dios que ustedes han puesto al servicio del Poder? ¿Para hacer que los anarquistas-revolucionarios se sientan incómodos cuando sus padres escuchan unas preguntas torpes? ¿ O para que ustedes mismos se alegren pensando que nos hicieron creer que somos nosotros quien debe rendir cuentas y hacer una apología?

Declaro, una vez más, que en ningún caso voy a responder positivamente a vuestra invitación. Y ya que, como muestra todo lo que está pasando, seguirá toda una serie de semejantes juicios, os digo que no vale la pena mandarme más citaciones porque mi postura seguirá siendo la misma. En ningún caso voy a asistir a este juicio. No voy a responder a ninguna de vuestras preguntas. La acción de mis hijos y sus compañeros era y es claramente política y anarquista-revolucionaria y por esto no es necesario investigar los parámetros de su vida privada.

La organización, la pertenencia a la cual han asumido, había formulado sus posiciones con una total claridad, precisión e intrepidez. Cualquier cosa que pudiera decir yo sería poca e insignificante. Y puesto que me gustaría dejar algunas cosas claras y fuertes como lo son y porque no quiero ofrecer a nadie la satisfacción de arruinarlo todo con unas preguntas estúpidas y sobrantes, estoy eligiendo la postura de la ausencia.

Refiriéndome a este juicio no quiero dejar que una frase, la que continuamente y con ardor y tensión se está repitiendo, está por el aire como una posible muestra de osadía y rectitud. Se trata de la frase: “Nosotros juzgamos examinando el caso profundamente.” Algo que significa que, como lo dicen ustedes, están juzgando de acuerdo con nada más que las clausulas de vuestras leyes. Algo que significa que ustedes van a juzgar basándose en las pruebas y no en los indicios concluyentes o según la lógica de responsabilidad colectiva. Y si estoy mencionando esta frase no es porque de repente espero unos milagros, sino porque en algún momento y especialmente en los casos que tratan la acción revolucionaria de algunas personas, las palabras deben tener la importancia y responsabilidad. A pesar de que hasta ahora este procedimiento jurídico no presagia nada parecido. Todas las objeciones basadas en una lógica común, como la de reconocer a los presos como unos presos políticos ( así como lo define vuestra Constitución y además de exactamente misma manera está mencionado también en la acusación), fueran rechazadas así de simple, sin ninguna lógica. El concepto de asumir la responsabilidad política queda confundido con la responsabilidad penal y eso obviamente no debido a la ignorancia o fortuitamente. Por lo tanto, subrayo a esta frase y en el final del proceso se podrá ver si lo que están diciendo lo dicen en serio.

Es verdad que desde que empezó la persecución penal de los contemporáneos anarquistas revolucionarios, he descubierto y he prestado una atención particular a un cuadro. El cuadro de Brueghel llamado “ Paisaje con la caída de Ícaro”. El vuelo de Ícaro tiene que ver con el deseo del ser humano de escaparse de la tracción de la tierra. Volar. Ser soberano también en el aire, andar también sobre el aire…

Es el orgullo, la arrogancia, la desobediencia y las ganas de mostrar que el ser humano es capaz de hacer lo todo. Y ahora viene el pintor y en el primer plano pone al agricultor. Dedicado al cultivo de la tierra, no le importa nada más. Y en el segundo plano el pastor, un poco más curioso, pero también él está mirando en una dirección equivocada. Luego el barco imponente que sigue con su viaje y ahí en la esquina un pequeño y pobre pie del Ícaro ahogado. Quitar la gloria del proyecto de Ícaro en tal manera… nunca lo vi antes. Y eso tal vez no es por casualidad, no sé que era la filosofía de este pintor, quizás significa que la gente contemporánea de un experimento atrevido es tan fijada en sus costumbres, teme tanto el cambio y no se atreve de reconocer o probar a algo nuevo.

Mirando el cuadro no acepto que se quite a esta gloria. Ahora, cuando en nuestro país son juzgadas personas que todavía tienen la osadía de creer que si hay algo que vale la pena en esta vida son los proyectos de Ícaros, cuanto dolor estos reservan, cuanto encierro y condenas les impongan. Quiero tener la esperanza y creer que alguna vez la gente contemporánea de aquellas rebeldías, ponga en primer plano y reconozca la urgencia del vuelo.

Athina Tsakalos

Postdata. Y si mando esta nota es porque la insistencia de los juzgados en mi presencia ahí es muy particular y sobretodo porque no me permito a mi misma el silencio. El silencio corresponde sólo a los muertos y en nuestros tiempos queda aplicado durante estos juicios, por parte de los completamente sometidos a los ordenes del Poder.
Y si de verdad quieren entender a cuáles personas están juzgando, leen su discurso y miren su postura. Christos Tsakalos, Gerasimos Tsakalos y Panagiotis Argyrou se encuentran el el día 12 de huelga de hambre y declaran : “Los tigres de la cólera son más sabios que los caballos de la instrucción” (William Blake) y “Cuando uno no muere para el otro, estamos muertos ya” (Tasos Livaditis)…
El 17 de abril iniciaron la huelga de hambre en apoyo a sus compañeros Giorgos Polydoros, Damianos Bolano y Haris Hadzimihelakis, mientras que los demás miembros de la célula encarcelada de la Conspiración de Células del Fuego les seguirán en unas fechas determinadas.

 

This entry was posted in presxs and tagged , , , . Bookmark the permalink.