Por la propagación y el contagio masivo del odio

Escrito por Algunxs Antisociales Salvajes

Unxs están presxs siendo torturadxs en los centros de exterminio y otrxs estamos presxs hacinadxs siendo endeudadxs y explotadxs en las ciudades, otrxs ahorita mismo están miserablemente trabajando para mañana ir al usurero banco y pagar un crédito lo que les permitirá así pedir otro y pagar el siguiente, de la misma forma que otrxs sacarán el mismo crédito para ir a la farmacia y comprar carísimos antidepresivos que les hagan durar y conllevar las enfermedades que el trabajo enajenado y las deudas les ha causado. Otrxs ahora mismo se suicidan buscando con esto escapar de sus tristes vidas que el mismo sistema de dominación les ha impuesto y les ha ido generando el pensamiento suicida mediante la obediencia voluntaria o involuntaria. Entendemos que el ser humano en sus instintos, aún casi de forma invisible tiene manifestaciones del animal salvaje y libre que fue sus orígenes, por consecuencia, es antinatural la obediencia en nosotrxs, y sin querer está nos va ir conllevando a dos caminos, la resignación o en otras palabras el seguro suicidio, o el camino de la bella y primitiva desobediencia.

Haciendo lectura de experiencias personales, en protestas nos hemos topado con aquellxs que hablan de la iluminada consciencia, de libros y documentales que nos tenemos que leer o ver antes de ir a esas movilizaciones, mientras ellxs llegan a esas protestas a sacarse fotos, subirlas a sus innumerables páginas que les llenan de ego, pero quien habla del odio y la rabia que este sistema autoritario nos genera día a día. No le combatimos gracias a nuestras consciencias, eso es solo un empujón más, porque el verdadero motor de lucha es el odio, la rabia y a esas mismas protestas que mencionamos, nosotrxs llegamos a romperlo todo, a romper con el concepto de protesta porque entendemos que está sería entrar a dialogar con el enemigo y no esperamos nada de esté más que verle carbonizado, nosotrxs vamos a quemarlo todo, a matar incluso, si así hiciera falta, porque tenemos rabia, mucha rabia, mucho odio y queremos contagiarlo en todxs lxs oprimidxs y explotadxs, que no somos pocxs y aunque muchxs tan oprimidxs como nosotrxs estén en su impuesta condición de “ciudadanxs” siendo lxs primerxs pacxs y también enemigxs en esa condición, sabemos que en todx esclavx o por lo menos en la mayoría nacerá la idea de desobediencia tras que el hecho del porqué y a donde dirigir nuestro odio se propagué. Somos conscientes, pero no gracias a los libros y documentales que solo nos refuerzan a la hora de debatirle al enemigo partidista (al que también le quemaremos) o al enemigx que intenta ponerse de tu vereda que le llaman; plataformista, sino que somos conscientes con el solo vivir cotidiano, porque este nos ha generado el odio que se traduce en la espontánea revuelta antisocial, en los actos insurrecciónales e individuales, y en todo acto subversivo en medio de está guerra social.

 

Que nuestro odio multiplique la bomba, el ataque incendiario, que se afilen los puñales, que se cargué el revolver y hagamos volver la muerte del autoritario como en los viejos tiempos. ¡Esto es una guerra, no lo olviden compañerxs!

¡Muerte a la democracia, a las ideologías, al anarquismo y viva la anarquía!

¡Venganza por los 361 presos asesinados en la cárcel quemada de Honduras!

 

Escrito por Algunxs Antisociales Salvajes.

negrosdebialystok[at]riseup.net

 

Que mis amigos construyan, yo no tengo más sed que la destrucción, porque estoy convencido de que construir con unos materiales podridos sobre una carroña es trabajo perdido y de que tan sólo a partir de una gran destrucción pueden aparecer de nuevo elementos vivientes, y junto con ellos, elementos nuevos” Mijail Bakunin.

 

This entry was posted in informalidad and tagged . Bookmark the permalink.