(fotos) Fuerzas Ácratas por la Conspiración y el Ataque Directo – Acción en La Paz, Bolivia


Comunicado:

Porque nada ha terminado, empuñamos el arma de la memoria carajo!

Hoy, a más de 500 años del desembarco del hombre europeo en América, las posturas indigenistas institucionales actualmente en el poder utilizan la fecha para revitalizar un supuesto antagonismo, difundiendo un discurso demagógico que se autodefine como socialista, anti-capitalista y anti-imperialista en pleno siglo XXI. Esta pretendida radicalidad no es más que una ilusión populista, tanto aquí, como en regímenes afines como Venezuela o Ecuador (sólo por nombrar algunos ejemplos acá en Latinoamérica). Es pretendida porque no pone en cuestión las bases esenciales del sistema capitalista: Estado, trabajo asalariado, propiedad privada.

Esta alianza estatal “anti-imperialista” latinoamericana, bajo el sueño de la América Bolivariana y la construcción del Poder Popular, silencia un hecho irrefutable: su supuesto anti-imperialismo no es más que el rechazo (aparente) al imperialismo norteamericano. Pero el poder, en los países del eje bolivariano, no tiene asco en hacer concesiones a las burguesías que se manifiestan en desacuerdo con EEUU, desacuerdo que por supuesto es nada más que de forma, no de fondo. Estas nuevas potencias que disienten de las políticas norteamericanas han visto en Bolivia, un país dispuesto a ser saqueado. Muchos son los proyectos que les hacen poner sus vistas en estas tierras: Brasil, entre otros con el proyecto del corredor bi-oceánico (cuyo tramo más conflictivo sería el que pasaría por el TIPNIS), Iran y China, interesados en el Uranio y Litio, India interesada en las reservas de Hierro en el Mutún, por nombrar algunos.


Hoy, a más de 500 años del inicio de la colonización, los mercados mundiales siguen haciéndole la guerra a la tierra, a los animales humanos y no-humanos. Siguen viendo en ellos un “recurso natural” del cual pueden usufructuar. Y en este cometido, la burguesía boliviana, buscando simpatías y beneficios económicos, se alinea tras sus pares internacionales. La idea de progreso que vino a América con el colonizador europeo ha calado tan profundo en las mentes de nuestras gentes, que por un lado se puede dar gracias a la “Pacha Mama” (Madre Tierra) y por el otro construir una carretera en medio de la zona selvática, porque claro, de ello depende “el desarrollo del país”. Esta nueva mentalidad indigenista-desarrollista es uno más de los monstruos que el capitalismo triunfante ha concebido, mentalidad que es una variante del capitalismo verde que nos proponen desde algunas potencias europeas a través de sus Ong’s y proyectos bienestaristas para el tercer mundo..

Repudiamos el 12 de octubre por ser el inicio del genocidio de los pueblos originarios de esta tierra. No queremos reapropiarnos de una fecha marcada a sangre y fuego, no queremos darle un nuevo sentido a la explotación y la muerte, por que de hacerlo, escupimos sobre los cientos de animales no-humanos, niñxs, mujeres, hombres y la naturaleza salvaje en general, que fueron masacradxs a raíz de la expedición expansionista.

Por más que maquillen esta fecha, por más que la adornen con la supuesta “multiculturalidad”, aquí no hay nada que celebrar, pues esta fecha solo marca el inicio de la explotación, de la muerte, de las violaciones sistemáticas, del encarcelamiento y la esclavitud, del sentido de propiedad y del abuso como relación permanente en la sociedad capitalista.

El 12 de octubre está bañado de sangre y no es bailando y emborrachándose como debe ser recordado. No es una fecha indígena, no es nuestra, porque es una fecha contra nosotrxs, contra nuestras formas de vida, contra nuestra relación con la tierra, contra nuestra libertad. EL 12 de octubre se debe vivir luchando contra los explotadores de cualquier color, nacionalidad o partido político. Ninguna celebración, ninguna coexistencia pacífica con los explotadores.

No hacemos eco y combatimos las ideas que anteponen a cualquier análisis el argumento racial, ya sea para denostar o enaltecer una determinada condición. Así como las fronteras son límites ficticios al servicio del poder, para lxs ácratas el concepto de raza es, en términos prácticos, una barrera más que busca separarnos, puesto que solo es una falsa división tendiente a jerarquizarnos y dividirnos en personas de primera o segunda categoría bajo supuestos argumentos genéticos, sociales y biológicos (proceso similar al que ocurre con los demás animales y el especismo).

Negamos el concepto de raza pero asumimos como real la existencia de diferentes culturas y sus particulares cosmovisiones, ahora bien, debido a nuestras perspectivas de lucha nos distanciamos entre otras cosas, de los tan comunes ritos que contemplan el sacrificio de animales no humanos; no idealizamos el mundo indígena pero si solidarizamos con sus luchas por la liberación.

En estos tiempos de amnesia, la presencia del explotador se huele por todos lados, por calles, plazas y parques; por colegios, escuelas y centros de extermino (cárceles, psiquiátricos, mataderos, zoológicos, etc). No nos vamos a acomodar a esa realidad, vamos a combatirla. El explotador, ya no solo español, europeo o militar se funde con nuestros paisajes y entorpece nuestras miradas, sus monumentos y símbolos, sus tradiciones y formas organizativas nos son impuestas a diario, es ante esa paz que nos imponen como normalidad que nos rebelamos y es en la lucha por la liberación en donde obtenemos la libertad real.

Nos negamos a convivir con los símbolos de la dominación, no serán adornos en nuestro camino, serán blancos de ataques cada vez mas certeros. Por ello atacamos la escultura en honor a Isabel la Católica y el monumento a Cristobal Colón con bombas de pintura y aceite quemado, también saboteamos la fuente a la “Madre Patria” tiñendo sus aguas con anilina roja, roja como la sangre que en nombre de la patria se ha derramado en esta tierra.

Nuestra acción es en solidaridad con los asesinados por la represión policial en la marcha del TIPNIS y en los hechos de Caranavi en mayo de 2010, no buscamos juicios populistas, si no la venganza revolucionaria. Tampoco olvidamos a lxs desplazadxs y asesinadxs por la construcción de la carretera bi-oceánica en el territorio dominado por el estado brasileño.

Saludamos fraternamente a lxs compañerxs de la okupación Flor do Asfalto en Porto Alegre y su tenaz lucha contra el desalojo.

Fuerza y energía a lxs compañerxs de Lucha Revolucionaria en Grecia, quienes el 5 de octubre pasado debieron enfrentar la primera parte del juicio en su contra, seguimos atentxs el proceso de lucha en general que se libra desde esas tierras, las fronteras no nos separan.

Fuerzas Ácratas por la Conspiración y el Ataque Directo.

FAI-FRI

La Paz, Bolivia

This entry was posted in azioni dirette and tagged , . Bookmark the permalink.